Los dos lobos

Al atardecer, cuando los últimos rayos del sol tocaban las puntas de las tiendas de los campamentos sioux, los niños solían sentarse alrededor del fuego junto a los ancianos de la tribu para escuchar sus historias y aprender sobre la vida.

El viejo cacique sioux, Achomawi (que significa hombre del río) estaba teniendo una charla con sus dos nietos Leotie (flor de la pradera) y Pakiutlema (guardián del cañón).

Les decía:

—Me siento como si una gran pelea estuviera ocurriendo en mi corazón y es entre dos lobos.

Uno de los lobos representa la maldad, es violento, rencoroso, y vengador.

El otro, es bondadoso, humilde, generoso y está lleno de amor y compasión.

Esta misma pelea está ocurriendo dentro de ustedes, y dentro de todos los seres de la tierra…

Los niños se quedaron contemplando en silencio el fuego por un largo rato. Finalmente, Leotie alzó sus ojos almendrados y profundos y preguntó:

—Abuelo, dime: ¿cuál de los lobos ganará?

Y el viejo cacique respondió simplemente:

—El que ustedes alimenten…

Adaptación de autor desconocido

Leave a Comment

15 + 17 =